NIVELES DE INSTRUCTORES Y NIVELES DE FUNCIÓN
Autor: Profesor Néstor Figueroa

Translations: Spanish to English

En el Judo como en el futbol, baloncesto, y en cualquier otro deporte, los técnicos siempre son las cabezas de turco o el cajon del sastre, son censurados o se les atribuye la responsabilidad de todo lo malo que pueda ocurrir en un equipo, es la parte ingrata en el deporte. El director técnico tiene sobre sus hombros la preparación de sus equipos y atletas, supervisar la nutrición, los estados emotivos mentales, dirigir la preparación física y técnica, y diseñar las estrategias de juego o combate.

Había estado observando, en varios equipos competitivos de diversos niveles de torneos, sean locales, regionales, estatales, nacionales e internacionales de Judo, de que el nivel de algunos de los técnicos, y particularmente de sus grados de rango no correspondían a las exigencias o niveles de los atletas que dirigían, esto según ciertas naciones por cierto en el plano internacional.

Por ejemplo, en un torneo regional de un seleccionado de club o de universidad, el técnico era un Shodan 1er grado, en otro caso de un seleccionado regional el entrenador era Nidan 2do grado, en un equipo nacional el técnico era Sandan 3er grado. Esto me llamó la atención, más al observar el desempeño de los atletas, de la calidad de su Judo, de sus recursos, de sus estrategias de combate, de sus capacidades físicas, de su empleo de la fuerza, de su sentido del desequilibrio, de su biomecánica.

Era obvio que el rendimiento en calidad técnica de los atletas estaba en relación a lo que se les había enseñado, o a la calidad de preparación recibida, si los instructores tuvieran más conocimiento y experiencia sin duda los atletas también estarían mejor preparados y sus perfomances serían mejores.

En otras palabras en una universidad de un programa académico por ejemplo de negocios o de gerencia empresarial a nivel de maestría y doctorado, quienes se espera que sean los profesores?

No creo que las autoridades académicas buscarían bachilleres, ni siquiera licenciados o titulados, es obvio que los participantes mismos preferirían que los profesores sean como mínimo masters o doctores, o sea gente con grados, y además con una rica experiencia ejecutiva y operativa, además de investigadores, por demás se entiende que estos profesores tendran también formación pedagógica para poder transmitir conocimientos exitósamente.

He observado que esta deficiencia de nivel pedagógico y de insuficiencia instructiva es más notoria en América Latina, porque no existen mecanismos evaluativos ni procedimientos para licenciar o certificar instructores, o formarlos en capacitaciones regulares, de manera que no hay exigencias mínimas en cuanto a requerimientos de educación profesional, formación académica en Judo, experiencia, graduaciones, y resultados estadísticos de perfomance instructiva.

En Japón, España, Alemania, Francia, China, Corea, Inglaterra, solamente por citar algunas realidades deportivas desarrolladas en Judo, donde si se exigen requisitos o estándares mínimos a los instructores de Judo para que puedan ejercer esta función, de acuerdo también a determinadas funciones, áreas o campos de complejidad y experiencia de los atletas o estudiantes de Judo.

Algo similar he observado por ejemplo en el futbol o balompié, que con el tiempo y la difusdión se han puesto meas exigentes, así un entrenador debe tener su diploma de director técnico, y además una certificación de nivel al cual va a operar o dirigir. Las ligas profesionales exigiran entrenadores de ese nivel, las ligas de aficionados, segun edades, y niveles también se les exigirá certificaciones adecuadas a esos niveles entrenadores.

Sin embargo, al menos en América Latina, estos entrenadores en muchos casos no llegaron a la universidad, hicieron un curso de entrenador de futbol y lo demás es cosa del empirismo ganado con los años, empirismo que no asegura necesariamente renovación, innovaciones, creatividad, aportes, actualizaciones, capacitación. Aunque valgan verdades la mayoría de entrendores de futbol son empíricos pero también autodidactas, preocupados de su desarrollo personal.

Sabemos que la gente que va a un centro superior de educación, esta adiestrado en la investigación, el estudio, el análisis, los reportes, los ensayos, las monografías, las tesis, los trabajos de laboratorio, las clases, seminarios, talleres, esa es una riquísima experiencia que da otra visión panorámica de las cosas en la vida.

Por qué es necesario esta condición o formalidad de tener licencias para ejercer la docencia deportiva?, llanamente por las mismas razones que a un mecánico en USA se le exige una licencia para ejerzer ese trabajo, un médico por ejemplo de hoy en dia en cualquier parte del mundo necesita no sólo una licencia sino estar colegiado en una asociación profesional de su gremio.

En España los instructores de Judo tienen tres niveles de menor a mayor, así: nivel 1monitor, nivel 2 entrenador, y nivel 3 profesor; además de solicitárseles licencia nacional o Menkyo de instructor de Judo, deberán hacer la especialidad en trabajo de pie, de suelo, kata, o defensa personal, y cuentan con un Plan de Estudios. Igualmente para ser juez de katas se requiere ser maestro nacional y hacer el curso respectivo del kata elegido.

En otros paises funcionan los Yudanshakais que son las asociaciones que agrupan a los cinturones negros, estas entidades estan encargadas de normar los procesos pedagógicos, como titulaciones, grados, planes de estudios, requerimientos de exámenes, requerimientos para cargos en la enseñanza o entrenamiento. Sin duda estas instituciones preservan de que el desarrollo del Judo se canalize por caminos y mecanismos eficientes y aceptables.

Nosotros estimamos que deben haber tres áreas funcionales para la difusión, promoción, enseñanza y direccion técnica en el Judo; así habrá un tercer nivel de bases, en donde se debe masificar y promover el deporte recreativo y competitivo a nivel de colegios, universidades, municipios, comunidades, asociaciones, clubes, e instituciones. En este segmento los instructores deben tener entre 1er y 2do grado o Dan, y enseñaran los fundamentos del Judo y las técnicas básico intermedias.

Un nivel segundo o intermedio, de donde se extraeran los talentos, los estudiantes con capacidades y habilidades especiales para la competencia, procedentes de colegios, universidades, municipios, comunidades, asociaciones, clubes, e instituciones, en este segmento los instructores a cargo deben tener entre 3er y 5to grado o Dan. Enseñaran la biomecánica del movimiento y de las técnicas, el estímulo de las capacidades físicas de resistencia, potencia, velocidad, elasticidad, reflejos, flexibilidad, así como técnicas intermedio-avanzadas.

Finalmente un primer segmento dirigido para atletas de alta perfomance o grupos de élite, trabajo consistente en alcanzar mejores rendimientos físicos, y el perfeccionamiento de las técnicas, así como asimilar conceptos de eficiencia de resultados, optimización de la biomecánica y estrategias de combate. Se enseñan técnicas avanzadas y estímulo de la creatividad para innovar wazas concordantes al biotipo y antropomorfología de cada atleta.

Niveles y Campos

Las federaciones, asociaciones e instituciones que tienen la responsabilidad de normar, dirigir, promover el Judo en cualquier parte del mundo, especialmente la International Judo Federation y sus organizaciones de paises miembros de los cinco continentes del mundo, deberían diseñar programas de esta naturaleza, para que la pedagogía del Judo tenga esa excelencia que preserve el Kihon o fundamentos del Judo.

En Japón nadie que no tenga un título universitario puede enseñar Judo, quizá suene drástico o incomprensible, pero creo que para poner a los deportistas en manos de técnicos, estos deben ser urgidos de llenar necesariamente los requerimientos mínimos o estándares para cumplir esa importante y delicada función.

Autor: Profesor Néstor Figueroa
Derechos Reservados
Para exclusivo uso académico.




Volver a SJK Home Page