EL MENKYO, LICENCIA O CERTIFICACION PARA LA ENSEÑANZA
Autor: Profesor Néstor Figueroa

Translations: Spanish to English

Para comprender las razones de la importancia, y de la necesidad que hoy en dia se tengan que llenar ciertas cualificaciones para poder enseñar el Judo, vamos a remontarnos brevemente a los fundamentos que dan orígen a este requisito de orden académico y de calificación para ejercer una actividad docente o de entrenamiento.

1. El Modelo Menkyo-Kayden

En los antiguos tiempos de las artes del Budo, en la Era Heian 794- 1185: la capital japonesa se mueve a Heian (Kyoto). El Jujutsu en ese entonces tuvo diversas denominaciones como Kumiuchi, Kogusoku, Taijutsu, Wajutsu, Torite, Koshinomawari, Hobaku, en razón de que los Samurais de aquellas épocas usaban armaduras; las técnicas dicen, consistían en derribar al rival al suelo y dañarlo.

Los practicantes muchas veces sometían la evaluación de sus habilidades a realizar combates que significaban una victoria o una derrota que podía terminar en humillación o hasta la muerte. Fue así que se busco otras formas mas educativas, racionales y menos peligrosas que permitieran evaluar las capacidades técnicas, fisica, filosóficas, tradicionales y éticas del practicante del Ryuha o estilo de Budo.

Es así como aparece el mecanismo de Menkyo-Kaiden, una manera educativa de transmitir, evaluar la maestría en un Arte Marcial, de otorgar rango y prestigio a alguien que posee conocimiento, experiencia, cualidades personales, capacidad de combate, y en especial su capacidad de transmitir un cuerpo de conocimiento a otros, o sea de saber enseñar.

La certificación escrita en un Densho o Makimono, demostraba además que el practicante era un sucesor del fundador o Soke del estilo o Ryuha, conocimientos que se transmitían de generación a generación entre los practicantes, basados en un plan de estudio y entrenamiento. Menkyo significa licencia o aprobación de suficiencia en cierto arte o Ryuha, y Kaiden significa iniciado en los secretos y conocimientos de un arte.

El Menkio tenía además cinco niveles, así el más bajo era el Okuiri, que significaba iniciado en las cosas secretas, no es iniciado en el arte porque ya era practicante de años, sino empezaba las cosas más altas del arte o Ryuha, este nivel duraba hasta diez años de estudio, haciendo un parangón con mecanismo actual de Danes, sería entre 3ro y 4to Dan, algo como monitor o asistente de Instructor.

Luego seguía el Mokuroku que quiere decir registrado o ingresado en el alto conocimiento del Ryuha, que podía durar hasta veinte años, y tenía dos niveles, el Shomokuroku y el Gomokuroku. Sería como un 5to a 6to Dan, nivel de Instructor calificado.

Luego venía la licencia de Menkyo, otros 10 años pero ya como profesor digamos 7mo y 8vo Dan, y más tarde la maestría o Menkyo Kaiden que se llegaba despues de un mínimo de 40 años de experiencia en el Ryuha, quien sabe instrumentar armas y conoce profundamente las técnicas, su capacidades fisica, espirituale y moral estan probadas, digamos como 9no y 10mo Dan. Un maestro de este nivel podía ya abrir su propia escuela, o crear su Ryuha.

2. El Modelo Dan-Kyu

Es a partir de fines del 1800, cuando se prohibió el uso de las armas en Japón, y los Samurais se encuentran sin empleo, llamándoles Ronín, y que se dedican a enseñar, guardaespaldas, escritores, caligrafistas, es el tiempo que aparece lo que se conoce como Gendai Budo o Artes Marciales modernas, hablamos de Karatedo, Aikido, Judo, el Shorinji Kempo, el Jukendo, el Jodo, Naginatado y Kyudo.

Más tarde, este fenómeno va sufriendo más cambios, y algunas disciplinas se convierten en deporte de competencia, como el caso del Judo. La competencia distorsiona la disciplina, porque la simplifica, la empobrece al quitarle sus fundamentos de Budo, como son el Kihon, Bushido, Reigishiki, Wazas, eficiencia, maestria, biomecánica, tradiciones, y otros factores que son parte de toda actividad Budo. Las organizaciones y las personas que tienen a su cargo la difusión y administración de este llamado deporte, orientan su labor hacia intereses y afanes consumistas de figuración, obtención de medallas y de luchas de poder.

Entonces lo que fue un afan de perfeccionamiento, investigación, estudio y pedagogía del Ryuha, arte, estilo o Budo, se convierte en una actividad reglamentada de competición. Para lo cual se necesita cierto mecanismo de graduaciones o jerarquía que son los cinturones de color u grados. Aparece entonces lo que conocemos como el modelo Mudansha-Yudansha, o Dan-Kyu.

El problema no está en hacer de una disciplina Budo un deporte, el problema está en destituir o quitar a un deporte de toda clase de valores, convertirlo en una actividad estrictamente física-competenciamedallas. Que no forma sino deforma la mente de los deportistas. Que generalmente buscan obtener un grado o cinturon a través de la competencia, sin pasar por un proceso de conocimientos y eficiencia de aprendizaje y evaluación académica.

Esta graduación debe conducir también a la obtención de una licencia, Menkyo o certificación de instructor de Judo, en Japón se estila actualmente en las artes modernas usar certificaciones en el orden ascendente de: Menkyo Shoden, Menkyo Chuden, Menkyo Okuden y Menkyo Kaiden.

La certificación respalda la idoneidad del poseedor del grado recibido, y lo habilite para la docencia en programas, centros y escuelas de diferentes Artes Marciales.

En cualquier caso, se entiende que el objetivo del instructor de Judo, es adquirir maestría, y esta viene sin duda con la maduración del Judo en la persona, a través de su estilo, conocimiento, aporte, y capacidad de trabajo.

En la comprensión de la teoría, filosofía, y de la historia del Judo; de una cabal capacidad de enseñar la estructura de esta disciplina, y del perfeccionamiento en los procesos del Judo. Un profesor de Judo es la persona que debe ser un modelo de valores, de madurez, y de alta eficiencia en demostrar y enseñar el Judo como deporte y como Budo.

3. La Función de Docencia de las Artes Marciales Asiaticas

La razón de tantas exigencias y celo organizacional sobre quienes transmiten conocimientos a otras personas, y dependiendo de la edad, género, condición, de los receptores del conocimiento; estos instructores deben demostrar competencia, diversas fortalezas y aptitudes en su labor. Que permitan evaluarle y determinar su grado de competitividad.

Es así, que en los empleos, en los colegios, universidades y centros académicos se exigen requisitos y estándares mínimos para ser docente o desempeñarse en determinada labor. La docencia exige una exquisitez, delicadeza de trabajo, porque los insumos que se trabajan son seres humanos, y de esa calidad de enseñanza y de comportamiento, dependerá el logro académico de los estudiantes, como producto o resultado del proceso. El valor agregado de ese proceso, será el bienestar que logren los alumnos, que contribuye a mejorar la nación, las familias, la sociedad.

Más todavía cuando se trata de niños, los cuidados deben extremarse, los instructores deben ser bien seleccionados. En el caso de la disciplina del Judo, por escasez de instructores de buen nivel académico o profesional; la mayoría de colegios, universidades, institutos armados, comunidades, municipios, clubes sociales importantes; no han reparado en exigir requisitos mínimos de vida académica y profesional en los profesores de Judo, Karate, Taekwondo, Aikido, Jujutsu, Defensa Personal.

La mayoría de estos instructores tienen secundaria, no son universitarios. O sea no tienen la experiencia de vida académica de investigación, monografías, sustentaciones, rigor disciplinario para estudiar, leer, etc. Muchos de ellos han sido competidores exitosos, otros no, pero su formación en la disciplina tampoco ha sido exitosa, porque la mayoría no tienen un Sensei o maestro que los haya llevado grado a grado en manera programática o curricular en la disciplina o estilo que cultivan.

Cómo resolvemos en parte estas deficiencias en las artes marciales asiaticas?.

Lo que necesitamos entonces, es que el Ministerio de Educación o alguna Universidad que tome iniciativa, estructure un curso-requisito maestro, que certifique a los instructores que cuentan con sus grados de cinturones negros Danes.

Este curso maestro contendría 4 módulos de tres meses cada uno, no gratuitos. Para optar el Certificado de Instructor de Artes Marciales, especialidad en Judo. (así es en Japon, Universidad Internacional Budo University en Katsuura Chiba, en la Universidad de Bath Inglaterra, y en Korea Yong-In University

Que contengan cursos de formación en humanidades, ciencias sociales; en administración y organización del deporte, en logística y finanzas del deporte; en fundamento del Judo, en técnicas de Judo avanzado; en metodologías de la enseñanza, en ética y deontología; Yong-In Universit primeros auxilios, nutrición, medicina preventiva, salud mental, plantas medicinales, suplementos vitaminicos.

El Ministerio de Educación u Universidad, podría otorgar certificación como instructor del Arte Marcial, previa presentación de una tesis y sustentación pública. Ninguna institución académica, ni las federaciones, deberían contratar instructores o entrenadores que no estén certificados y que no tuvieren la Licencia o Autorización Docente para desempeñarse en Artes Marciales, otorgada por el Ministerio de Educación o alguna Universidad.

Esto requisito importante e indispensable, otorga la idoneidad académica para ser instructor de Judo en el país.

4. Criterios para la Certificación y Licencia de Instructores de Judo

Los cursos de certificación de Instructor de Judo, conducen a obtener las respectivas licencias de idoneidad para enseñar una disciplina. En Japón se estila usar en Artes Marciales, las licencias de Menkyo Shoden, Menkyo Chuden, Menkyo Okuden y Menkyo Kaiden. La certificación respalda la capacidad del poseedor del grado recibido, y la licencia l(permiso o autorización) lo habilite para la docencia en programas, centros y escuelas de Judo.

En países de europa también se exigen Licencias por niveles para ser instructor de Judo, sea en colegios, ligas, clubes, universidades, seleccionados nacionales.

Los exámenes para obtener estas licencias son exigentes, se debe tener un título en alguna profesión, podría ser en Educación Física u otro campo, haber practicado cierto número de años el judo, aptitudes pedagógicas, ciertas edades de acuerdo a los grados.

En USA es similar, y más todavía, se solicita un scanner en la policia, que certifique que el instructor, nunca cometió delitos o se envolvió en asuntos contra niños, pornografía, etc.

El hecho es que tenemos una jerarquía de rangos y grados que es indispensable en este mundo moderno, para identificar, evaluar, normar los conocimientos y avance de los instructores de Judo, así como de su calificaciones para ameritarlos como Instructores o entrenadores con licencia.

Obviamente cada grado o nivel de instructores deberá llenar sus respectivos requerimientos o requisitos, que regulan el pase de un grado a otro, el tiempo de permanencia en el. El requisito básico para empezar la capacitación como docente de Judo debe ser Shodan o cinturón negro de primer grado, y tener mayoría de edad al menos.

Esta graduación debe conducir también a la obtención de una licencia de instructor de Judo, la cual autorice, y respalde la idoneidad del poseedor del grado recibido, lo habilite para la docencia en programas, centros y escuelas de Judo, seleccionados nacionales, locales, etc.

Pero en cualquier caso se entiende que el objetivo del instructor de Judo, es adquirir maestría, esta viene sin duda con la maduración del Judo en la persona, a través de su estilo, conocimiento, aporte y capacidad de trabajo.

En la comprensión de la teoría, filosofía y de la historia del Judo, de una cabal capacidad de enseñar la estructura de esta disciplina, del perfeccionamiento en los procesos del Judo. Un Instructor de Judo es la persona que debe ser un modelo de valores, de madurez, de alta eficiencia en demostrar y enseñar el Judo como deporte y como Budo.

a) Visión

La educación es el motor que impulsa el desarrollo de las naciones y de las sociedades, en Latinoamérica esa filosofía no puede ser una excepción, por ello hay que formar una nueva generación de Instructores de Judo, hacer un Registrar para certificación de Instructores de Judo, con algunos requisitos de acceso, como nivel educacional, experiencia de instructor, grado de Dan, curso de primeros auxilios renovable cada 2 años.

b) Objetivo

El propósito es respaldar la eficiencia e idoneidad del instructor certificado, así como establecer sus niveles de participación en las responsabilidades de dirigir judokas de diversos niveles.

c) Política

Ese Registro podría hacerlo alternativamente el Club, Escuela, o Asociación Yudanshakai o la federación (Judo de competencia IJF) según niveles, así como los procesos de actualización. Por ejemplo, los registros, certificaciones, convalidaciones, exámenes, etc., son servicios que podrían dar los clubes, ligas en primer instancia regional, y luego ser refrendados por la federación a nivel nacional.

d) Modalidad

Estos nuevos instructores según niveles y certificaciones deben obtener su licencia a través de modalidades de capacitación o cursos según niveles, y la revalidación de su licencia o certificación podría ser cada tres años mediante un seminario de actualización. Los instructores deben aprender el hábito de mantenerse actualizados y de hacer investigación para ser eficientes.

La modalidad de grados persigue mantener esos recursos humanos en diferentes niveles, avanzando en la escala ascendente de certificaciones o licencias y debería ser una norma programática.

e) Taxonomía y Requerimientos

Respecto de los grados de certificación de instructores de Judo, éstos pueden ser clasificados de acuerdo a ciertos grados o niveles, como por ejemplo:

5. Requerimientos y Niveles para las Licencias de Instructores

a) Licencia Nivel IV o A, Profesor de Judo: para instructores en labores de docencia y entrenamiento de niveles nacionales e internacionales, universidades, adultos, competidores, seleccionados nacionales, avanzados, enseñanza de Kata.

b) Licencia Nivel III o B, Instructor de Judo: para instructores en labores de docencia y entrenamiento de niveles regionales, universidades, colegios, adultos, clubes, fuerzas armadas, competencias, intermedios.

c) Licencia Nivel C, Instructor de Dojo: para instructores en labores de docencia y entrenamiento de niveles Departamentales, ligas, clubes, gimnasios, comunidades, colegios, niños, jóvenes, competencias, principiantes.

d) Licencia Nivel D, Instructor Asistente: para instructores en labores de docencia y entrenamiento de niveles locales, ligas, clubes, comunidades, colegios, niños, jóvenes, competencias, principiantes.

La certificación y la licencia, respaldan la idoneidad del poseedor del grado recibido, y lo habilita para la docencia en programas, centros y escuelas de diferentes Artes Marciales, asei como para trabajar en el Judo deportivo o de competición.

En cualquier caso, se entiende que el objetivo del instructor de Judo, es adquirir maestría, y esta viene sin duda con la maduración del Judo en la persona, a través de su estilo, conocimiento, aporte, y capacidad de trabajo.

En estudio y comprensión de la teoría, filosofía, y de la historia del Judo; de una cabal capacidad de enseñar la estructura de esta disciplina, y del perfeccionamiento en los procesos del Judo. Un profesor de Judo es la persona que debe ser un modelo de valores, de madurez, y de alta eficiencia en demostrar y enseñar el Judo como deporte y como Budo.

Autor: Profesor Néstor Figueroa
Derechos Reservados
Para exclusivo uso académico.




Volver a SJK Home Page